Conjuro para cobrar una deuda de dinero

Conjuro poderoso y rápido para cobrar una deuda de dinero.

Este conjuro es muy poderoso para poder cobrar un dinero que alguien nos debe desde hace mucho tiempo y sabemos a ciencia cierta de que no tiene ninguna intención de devolvernos nuestro dinero.

Para potenciar aún más el poder de nuestro conjuro lo realizaremos un jueves por la noche, regido por el poder de Júpiter, día indicado para pedir por nuestros objetivos y deseos económicos y materiales.

Para realizar el conjuro para cobrar una deuda necesitamos:

  • Una botella transparente de cristal.
  • 2 folios en blanco.
  • Un bolígrafo de tinta negra.
  • 1 alfiler largo.
  • Una bandeja de plata.
  • Una vela de color verde.
  • Miel de romero.
Conjuro para cobrar una deuda de dinero

Conjuro para cobrar una deuda de dinero

Pasos a seguir para realizar el conjuro:

Como hemos dicho empezaremos a realizarlo una noche de jueves.
Con un bolígrafo de tinta negra escribiremos en un folio en blanco el nombre completo de la persona que nos debe dinero y debajo la cantidad exacta de dinero, lo enroscamos y lo atravesaremos con un alfiler por la mitad.

A continuación lo ponemos enroscado con el alfiler dentro de la botella de cristal y cerramos bien la botella. La botella de cristal la ponemos dentro del congelador.

Para realizar la segunda parte del conjuro, en una habitación de la casa pondremos en el suelo una bandeja de plata.
Cogemos el bolígrafo de tinta negra escribimos el nombre completo de la persona que nos debe dinero y debajo la cantidad.
Ponemos el folio dentro de la bandeja de plata y a continuación encima del folio realizamos un círculo con miel de romero.
Ponemos la vela verde dentro del círculo de miel y encendemos la vela con cerillas de madera.
Ahora pronunciamos la siguiente oración en voz alta:

Padre celestial, no busco riqueza material,
no busco usura ni codicia, sólo pido lo que es mío,
intercede por mí para que pueda respirar de nuevo,
en tú nombre te lo pido, Amém”;

Saldremos de la habitación y lo dejaremos tal como está durante toda la semana.

A partir de este momento cada jueves por la noche repetiremos la segunda parte del ritual.
Sólo pararemos cuando esta persona nos haya pagado el dinero que nos debe.
Cada vez el conjuro será más y más potente, y la persona acabará pagando porque su vida acabará siendo un infierno sino nos devuelve el dinero. Literalmente toda su vida se congelará y lo perderá todo.
La botella la dejaremos el congelador y no la tocaremos igualmente hasta que nos pague.

Articulos Relacionados