Porque tengo tanta mala suerte

Porque tengo tanta mala suerte