Ritual para alejar enemigos para siempre

Ritual para alejar enemigos para siempre con magia blanca.

En esta ocasión vamos a realizar un potente ritual con magia blanca para alejar para siempre a nuestros enemigos, ya sean visibles u ocultos.
No todos los enemigos que tenemos o que intuimos que tenemos están visibles. Los enemigos ocultos suelen ser los más peligrosos porque siempre se mueven por codicia, envidia, malos pensamientos y obras que nos debilitan aunque no actúen directamente contra nosotros.
Con este hechizo de magia blanca vamos a alejar para siempre toda la negatividad que quieren enviranos y a la vez les devolveremos el efecto para que sufran en sus carnes la maldad que ellos tienen.

Para realizar nuestro hechizo de magia contra nuestros enemigos necesitaremos:

– 5 limones.
– 2  velas blancas, el color de la purificación.
– 2 velas de color rojo, el color de la furia y el que vamos a utilizar para devolver todo el mal.
– 5 alfileres.
– Un caldero.
. Pastillas de carbon vegetal.
– Unos guantes de goma.
– 1 estampa de San Miguel Arcángel.
– Cerillas de madera.

Cómo realizar nuestro ritual de alejamiento:

Este ritual debemos empezarlo un lunes a las 12 de la noche y acabarlo un viernes de la misma semana y a la misma hora.
Durante 5 días seguidos deberemos realizar el mismo proceso para que su efecto sea para siempre.

Empezaremos como hemos dicho un lunes a las 12 la noche y debemos ir a un lugar abierto, y pondremos nuestro caldero en el suelo.
Ponemos las pastillas de carbón vegetal dentro y distribuímos las velas blancas y rojas de la siguiente manera fuera de él(no poner la velas dentro del caldero).

Ritual para alejar enemigos para siempre

Ritual para alejar enemigos para siempre

Cogemos las cerillas de madera y encendemos las cuatro velas.
A continuación prendemos fuego a las pastillas de carbón y dejamos el fuego bien vivo.
Cogemos un limón y quemamos un poco su piel con cada una de las velas, pasando el limón por encima de las llamas de las cuatro velas.
A continuación ponemos el limón dentro del caldero pero no en el centro para que no se queme totalmente sino en un lado.
Ahora vamos a invocar la ayuda del Arcángel San Miguel el gran protector universal para que nuestro hechizo haga efecto y nuestros enemigos caigan para siempre.
Cogeremos la estampa con la mano derecha y la ponemos en nuestro pecho y pronunciamos la siguiente oración:

“Oh San Miguel Arcángel Glorioso Príncipe,
guardián de las almas de los hombres; aniquilador de los ángeles caídos,
Cédeme tu armadura, amado príncipe que vives al lado del señor, justo en el cielo, te suplico que tenga tu protección, tu coraje y valor padre nuestro Redentor y que aniquiles al enemigo de nuestras almas, el enemigo del señor,
Amén”

Nos ponemos los guantes de goma y clavamos un alfiler en el limón.
Pasamos el limón por encima de la pastilla de carbón y esperaremos a que se chamusque totalmente.
A continuación con los guantes cogeremos el limón y lo tiraremos en una basura fuera del hogar.
Con este procedimiento acabamos de matar una parte de los enemigos y que eliminaremos totalmente cuando el ritual lo acabemos el viernes por la noche.
Los siguientes cuatro días repetiremos el mismo proceso a la misma hora y al final acabaremos siempre tirando el limón a la basura. Siempre con los guantes de goma nunca podemos tocar el limón con nuestras manos.

Articulos Relacionados

Comments are closed.