Ritual contra la avaricia

Ritual contra la avaricia y la codicia.

Aunque no lo parezca hay miles de tipos de mal de ojo, pueden afectar a mil y un temas y entre ellos esta la avaricia.
Hay personas que de ser absolutamente normales de pronto, de un día para otro cambian completamente, incluso se alejan de la familia y amigos llevados por algo que parece estar más allá, de todo lo controlable.

Se vuelven completamente ciegos, no escuchan a nadie tan sólo buscan la acumulación de aquello por lo que parece que han dado y volcado toda su vida en este caso el dinero, poder y notoriedad.

Este tipo de casos sobre todo se acostumbra a notar en el ámbito laboral, suelen ser las personas que menos empatía tienen por los demás y en las familias de los mismos, siendo algo muy común que al final no acaba en buen puerto.

Este ritual puede ayudar a superar estos estados de avaricia cegadora, que suelen estar causados por factores externos, como males de ojo efectuados por otra persona para hacer caer a la persona en grandes problemas o, entidades negativas que están alrededor de quien se ve afectado.

Materiales necesarios para realizar el ritual contra la avaricia.

– Pimienta.
– Clavo (Especia).
– Aceite macerado con ajo.
– Papel vegetal.
– Lapiz.
. 7 Agujas.
– 1 Tarro de cristal.
– Tela blanca.

Ritual contra la codicia y la avaricia

Pasos a realizar:

El primer paso será coger el tarro de cristal, lo abriremos y lo rellenaremos con las diferentes mezclas de hierbas, que necesita el ritual.
El orden que se establece en este paso es esencial, para la efectividad del ritual.

Orden correcto de los ingredientes:

1- Clavo ( 7 porciones).
2- 7 agujas.
3- Pimienta.
4- Aceite macerado con ajo.

La primera hierba que pondremos en el tarro será el clavo, echaremos 7 porciones, lo siguiente sera hechar las 7 agujas una a una, seguidamente la pimienta que quede homogénea encima de las agujas y las porciones de clavo, y por último el aceite macerado con ajo, se intentará cubrir un poco más de la mitad de todo el tarro.

Después escribiremos el nombre de la persona en el papel vegetal a lápiz, y pegaremos el papel en el tarro.
Este tarro lo cubriremos con alguna tela que sea de color blanco.

Pondremos el tarro debajo de la cama donde duerme la persona sín que la persona se de cuenta, y lo dejaremos durante 15 días.

 

Articulos Relacionados

Comments are closed.